31.12.20

Leo con asombro y pena el titular de El País ‘El desahucio de la danza clásica de Madrid’, referente a la decisión del Ayuntamiento de Pozuelo de sustituir como residente en su teatro a la compañía de Aída Gómez por la compañía de Antonio Najarro.

Es lamentable que el autor del artículo, Peio H. Riaño, confunda la danza española con la danza clásica. Pero no puedo echar todas las culpas al redactor. La conocida falta de interés por la danza de este diario habrá hecho que algún jefe de redacción haya elegido a boleo a cualquier redactor no especializado, “Peio, escribe cuatro líneas sobre este asunto”.

Más lamentable es teniendo en cuenta que El País cuenta entre sus colaboradores con el Maestro Roger Salas, sin duda la persona en nuestro país que más sabe de danza y que con una rápida consulta podría haber evitado este disparate.

Najarro vs Gómez

Es sabido que Najarro no me gustaba como director del BNE por haber convertido la compañía nacional, pagada con el dinero de los españoles, en su compañía particular. Pero como creador de danza de consumo sí me gusta. Es comercial y da trabajo a bailarines.

Aída me ha gustado siempre. Como creadora de danza culta me parece imprescindible y como persona admiro su honradez. Recordemos que mientras fue directora del Festival Madrid en Danza nunca programó su propia compañía.

in extremis

No se puede avisar a una compañía de una decisión de tal envergadura con una semana de antelación. Por no entrar en otras consideraciones, las consecuencias logísticas son enormes al tener que movilizar el atrezo de las producciones en tan poco tiempo, encontrando antes donde almacenarlo. Se nota la falta de conocimiento y desinterés, del mundo de la danza por parte del Director General o de la concejal -o de ambos me temo-, que, repito, se acusan mutuamente de este atropello.

Los Teatros del Canal están libres

Me preocupa que se pierda la labor de mantenimiento de la danza española que siempre ha hecho Aída Gómez con mucho éxito -no sé si comercial, pero si artístico-. Espero tener prontas noticias de algún teatro municipal o de la Comunidad, con políticos más cultos, que acoja como residente a esta compañía. Yo propongo los Teatros del Canal, sin compañía residente desde la espantada de Víctor Ullate.

Pon las barbas a remojar

En Madrid hay más compañías residentes. Y no digo más.





Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)