26.09.20

Fechas espectáculo:
28.09.20 - 28.09.20

El 28 de septiembre Ana Morales estrena en la XXI Bienal de Flamenco de Sevilla En la cuerda Floja, su última y esperada creación tras el éxito de Sin permiso. Canciones para el silencio. La coreógrafa y bailaora, una de las figuras más destacadas del flamenco actual, mostrará por primera vez este espectáculo dedicado a su presente emocional, en el que explora las posibilidades de mantener el equilibrio en un mundo caótico.

Coreógrafa de lo cotidiano, Ana Morales se caracteriza por recrear sobre el escenario los distintos estados de su periplo vital, en espectáculos firmemente conectados con la vida y la realidad, contados con un baile autobiográfico de amplias formas, que conjuga vanguardia y tradición.

En la cuerda floja nace de preguntas: ¿Qué le pasa a nuestro cuerpo y a nuestra mente cuando buscan el orden? ¿Es la estabilidad una utopía? ¿Necesitamos el desequilibrio para sobrevivir? Morales dirige y protagoniza este espectáculo sobre ponerse a prueba como ser humano en un mundo cada vez más incomprensible.

Le acompañan en escena la guitarra de José Quevedo "Bolita", la percusión de Paquito González y el contrabajo de Pablo Martín.


"Un espectáculo nuevo siempre supone un reto, un punto de impulso desde el que seguir creciendo. Sin duda necesito nuevos estados, físicos y emocionales para poder seguir creando y transformándome. Por eso bailo".

Ana Morales



Ana Morales

La bailarina y bailaora Ana Morales (Barcelona, 1982) llena la escena con sus movimiento de amplias formas, convertida ya en una de las máximas representantes de esa generación de artistas que ha venido a revolucionar el flamenco actual. “Intensidad, elegancia, sensualidad”, con estas palabras describió Didier Deschamps, director del Thêátre Chaillot de París, el trabajo de Morales.

La técnica, la presencia escénica y el conocimiento sobre el arte de la danza marcan las coreografías de esta “Novia del viento”, como la definió el crítico Manuel Martín Martín en El Mundo. Formada en contemporánea y flamenco, sus creaciones se caracterizan por la búsqueda de una discurso coreográfico que refleje su momento vital: el presente emocional atraviesa todas sus obras. Así, sus espectáculos evolucionan al paso de sus transformaciones personales, en piezas que cruzan fronteras con otras artes y que recurren a la técnica de la improvisación como germen del movimiento.

Ana Morales ha firmado siete espectáculos, premiados en distintos festivales y aplaudidos por crítica y público. Sin permiso. Canciones para el silencio, dirigido por Guillermo Weickert y coproducido por la Bienal de Sevilla, el Festival de Jerez, Flamenco Festival y Tanzhaus Dusseldorf, se alzó con el prestigioso Giraldillo al Baile y tres Premios Lorca, además de ser incluido en la selección de El Cultural de los mejores espectáculos flamencos del año. La pieza se estrenó en el Festival de Jerez en 2018 y se ha representado en el Théâtre Bernadette Laffont de Nîmes (Francia), en el Teatro Romano de Baelo Claudia (Cádiz), en el Théâtre National de Chaillot de París (Francia), en Thonon les Bains (Suiza) y en Posthof-Zeitkultur am Hafen (Austria).

Otros de sus títulos son Una mirada lenta (2017), estrenado en el Teatro Central de Sevilla, en el marco del ciclo Flamenco viene del Sur; Los pasos perdidos (2016), con la colaboración artística de David Coria y estrenado en la primera edición de Septiembre es Flamenco (Sevilla); Bagatelas (2015), en colaboración con Enrique Tomás, producido por la Biennale de Flamenco de los Países y estrenado en el Teatro Muziekgebouw aan’t ij (Ámsterdam); y Reciclarte (2012), estrenado en la Bienal de Sevilla y con dirección de los Premios Nacionales Rafael Estévez y Valeriano Paños; y De Sandalia a Tacón (2010), estrenado en el Festival Internacional de Teatro de Bogotá.

En la cuerda floja (2020) se estrena en la XXI Bienal de Flamenco de Sevilla y forma parte del ciclo 'Canal Baila' del Centro Coreográfico Canal, donde la compañía ha sido residente y donde ofreció una muestra del espectáculo el pasado 1 y 2 de septiembre.

Ha colaborado con artistas e instituciones como Esperanza Fernández y Gonzalo Rubalcaba (Oh vida, Flamenco Festival de Miami); el Ballet Flamenco Andaluz, dirigido por Rafaela Carrasco (Tierra de Lorca, Jardines del Generalife); Belén Maya (Los invitados, Biennale de Flamenco de los Países Bajos). Además, ha formado parte de la Compañía Javier Latorre y la Compañía Andrés Marín y participado como solista en el espectáculo Flamenco Hoy y en la película Iberia, ambas dirigidas por Carlos Saura. Ha sido solista del Ballet Flamenco de Andalucía en los espectáculos La memoria del cante 1922 e Imágenes (Premio Giraldillo al Mejor Espectáculo de la Bienal de Flamenco de Sevilla, 2014).


Premios

Premios Lorca 2019 a la Mejor Coreografía, Mejor Intérprete Femenina de Danza Flamenca y Mejor Espectáculo de Flamenco.
Premio Giraldillo al Baile en la Bienal de Sevilla 2018.
Premio Lorca del Teatro Andaluz 2016.
Premio Desplante del Festival Internacional de Cante de las Minas 2009.
Primer Premio al Baile Libre del Concurso Nacional de Baile Flamenco Perla de Cádiz 2004.



En la cuerda floja
Estreno absoluto 28 de septiembre a las 21h
Bienal de Flamenco de Sevilla
Teatro Central


Dirección artística y coreografía: Ana Morales
Dirección escénica: Roberto Olivan y Ana Morales
Dirección y creación musical: José Quevedo “Bolita”
Baile: Ana Morales
Guitarra: José Quevedo “Bolita”
Percusión: Paquito González
Contrabajo: Pablo Martín Caminero
Voz en off: Sandra Carrasco
Director de iluminación: Benito Jiménez
Técnico de sonido: Gaspar Leal Barker
Regidor y maquinista: Jorge Limosnita
Diseño de escenografía: Roberto Olivan, Antonio Godoy y Ana Morales
Realización escenográfica: Antonio Godoy
Productora ejecutiva: Ana Morales



Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)