19.03.20

La única referencia al mundo de la cultura que he oído por parte de nuestros políticos es un agradecimiento por la oferta desinteresada de contenidos a través de la red para paliar el aburrimiento de los confinados.

Se agradece la cultura gratis, pero no hay apoyo para los que la generan.

La mayoría de los artistas de escena son autónomos, y van a pasar mucho tiempo sin ingresos. Se habla ya de que, como mínimo, el confinamiento durará hasta mediados de abril para evitar la diáspora de la Semana Santa. Pero también se habla de los puentes de mayo. Veremos.

Los artistas son seres humanos y necesitan vivienda, agua, luz, comida… es decir, tienen gastos. Unos gastos a los que se añade la cuota de autónomos. Y esta cuota sigue vigente. Se da una situación absurda en la que se pide que paguen por trabajar personas que no pueden trabajar, personas sin ingresos.

Los autónomos de la cultura no son empresarios, son trabajadores, obreros, por cuenta propia. Sin embargo, este gobierno de izquierdas no lo entiende así.

Hay un clamor pidiendo la suspensión de las cuotas de autónomos, pero el gobierno no lo oye.

Cada vez son más las voces, de asociaciones y otros colectivos, animando a los autónomos a darse de baja. Si esto ocurre, cuando todo vuelva a la normalidad, el mundo de la cultura quedará en una situación de economía sumergida de la que tardará mucho en salir.





Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)