13.03.20

Periódicamente veo en la prensa que en tal o cual ciudad se ha abierto un nuevo conservatorio de danza, o se ha convocado una manifestación para conseguir que se abra uno nuevo.

Yo me pregunto qué sentido tiene abrir más y más conservatorios en un país en el que no hay compañías de danza y, por tanto, no hay trabajo para todos los bailarines que terminan sus estudios en estos conservatorios.

He preguntado y una peregrina respuesta que he recibido es que, aunque no hay demanda de bailarines en nuestro país, la demanda de docentes es cada vez mayor. Que lo que ahora se está formando en los conservatorios son profesores, que no maestros, para cubrir las necesidades de esos nuevos conservatorios.

Es decir que se construyen conservatorios para dar trabajo a los bailarines que salen graduados de los conservatorios que se construyen para dar trabajo a los bailarines que salen graduados de los conservatorios que se construyen para dar trabajo a… Etc. Etc.

¿Sólo a mí me parece que esto es un sin-propósito absurdo?

¿No sería más lógico invertir ese dinero, que se destina a la construcción de fábricas de parados, en la creación de compañías de danza?

España es un país con fama de crear buenos bailarines, emigrantes, que bailan por compañías de todo el mundo. Pero la política de huida hacia adelante que he expuesto unas líneas más arriba, va a conseguir que esta fama se extinga.

Los actuales Maestros, formados por Maestros y graduados en las tablas de cien escenarios, ya van teniendo una edad y pronto se jubilarán. Serán sustituidos por profesores graduados en los conservatorios que apenas habrán pisado escenarios, si lo han hecho. El resultado no puede ser igual. No va a ser el mismo.

Por eso yo me pregunto ¿hacen falta más conservatorios? y ¿hacían falta tantos?




















Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)