17.01.20

Fechas espectáculo:
-

Antonio Najarro explica el proyecto. Enlace al vídeo.


Considerado el mejor tablao flamenco del mundo, el Corral de la Moreria presentó ayer su gran producción flamenca de la temporada. Se trata del estreno mundial de “Zincalí”, que estará en cartel a partir del próximo 23 de Enero.

Con este estreno, el Corral de la Morería se reafirma en su apuesta continua por crear producciones con las grandes estrellas del baile flamenco actual como protagonistas.

“Zincalí”, espectáculo dirigido por Antonio Najarro, ex-director del Ballet Nacional de España, presenta la esencia del baile racial de “El Yiyo”. Una esencia que evoluciona hacia formas y estilos de danza más contemporáneas y que logran mostrar su gran talento y su enorme carisma.

“EL YIYO”

Considerado la nueva estrella del baile flamenco actual, Miguel Fernández Rivas, bailaor más conocido internacionalmente con el nombre artístico de “El Yiyo”, nació en Badalona en 1996.

Muchos ya hablan de él como el nuevo Joaquín Cortés. Un bailaor único que desprende energía, pasión, sensibilidad y mucho carisma, para transmitir con su huella personal una visión completa de registros y géneros que lo hacen único y sorprendente en todas sus facetas.

Nacido en el seno de una familia gitana procedente de Jaén, el baile fue a buscarle desde la cuna. Aprendió a bailar y a andar al mismo tiempo.

Con apenas 23 años y alrededor de 15 de trayectoria profesional, “El Yiyo” ha sido cabeza de cartel en más de una veintena de montajes y con apenas 11 años ya hizo su primera gira internacional.

Ha compartido escenario con otras grandes figuras del género como Miguel Poveda, Mayte Martín, Duquende o Estrella Morente, y recientemente ha sido el protagonista del videoclip de “Pa que brille” del cantante C. Tangana.

España, Francia, Portugal o Taiwán son sólo algunos de los países a los que ha viajado con su propia compañía.

Su arte es talento, expresión artística y carisma en todo su esplendor.

“El Yiyo” se ha ido labrando una identidad propia, nutriéndose de otras músicas y estilos de baile. Su forma de percibir la danza hace que cuando se sube al escenario transmita fuerza, elegancia y luminosidad.

Más allá del baile, su arte y su imagen han atraído a fotógrafos, firmas internacionales y diseñadores de moda como Armani, para los que ha posado como modelo.

Cuenta con un magnetismo en el escenario que ha cautivado a la crítica y público hasta situarse hoy día como la nueva estrella del baile flamenco


ANTONIO NAJARRO

(Madrid, 1975) Bailarín y coreógrafo, formado por los más prestigiosos maestros de danza en todos los estilos: ballet clásico, escuela bolera, clásico español, folclore, flamenco y danza contemporánea.

Su carrera profesional la inicia con 15 años formando parte de las compañías de danza española más reconocidas. En 1996 es Solista invitado en la obra La Gitana, coreografiada por José Antonio Ruiz y Paul Chalmer, con el Ballet del´Arena di Verona bajo la dirección de Carla Fracci. Ingresa en el Ballet Nacional de España (BNE) en 1997, bajo la dirección de Aurora Pons, Nana Lorca y Victoria Eugenia, y tres años después asciende a la categoría de Primer Bailarín con Aída Gómez en la dirección artística de la compañía.

Su vocación creadora le lleva muy pronto a coreografiar, participando en varias ediciones del Certamen Coreográfico de Danza Española y Flamenco de Madrid con Suspiro del Moro (1995), Movimientos Reversos (1996) y Nereidas (1999), Primer Premio a la mejor coreografía en la VIII edición del mismo Certamen e incluida posteriormente en el repertorio del BNE.

Crea su propia Compañía Antonio Najarro en 2002, para la que ha coreografiado cuatro producciones. Es, asimismo, habitual creador de piezas para grandes figuras del patinaje artístico sobre hielo, obteniendo varias medallas de oro en campeonatos del mundo y Juegos Olímpicos.

Antonio Najarro, nombrado Director del BNE en abril de 2011, se incorpora a la Compañía el 1 de septiembre 2011. Desde su llegada a la dirección artística del Ballet Nacional de España, mantiene vivo el ya enorme repertorio cultivado, abre una vía para la nueva creación, y apoya y amplía la difusión del complejo espectro del folclore nacional.

Paralelamente, ha ampliado el repertorio con producciones de nueva creación de gran formato como Ángeles Caídos, reuniendo el talento de los creadores de vanguardia Rafaela Carrasco, Rocío Molina, Olga Pericet, Javier Latorre, Manuel Liñán y Rubén Olmo; Zaguán, con creaciones inéditas de Mercedes Ruiz, La Lupi y Marco Flores, y la reposición de la emblemática Soleá del Mantón de Blanca del Rey, así como Electra, creación de Antonio Ruz con la colaboración coreografica de Olga Pericet.

Crea para el BNE obras propias como Suite Sevilla, Alento, Eterna Iberia, Ícaro, y varias piezas del Ballet Sorolla. La necesaria vertiente dedicada al folclore ha sido más compleja, tras tres años de preparación del equipo, Najarro dirigió y estrenó el ambicioso proyecto Sorolla.

Adicionalmente, Najarro proyecta una imagen innovadora del BNE, capaz de complacer a su público de siempre pero también atraer a uno nuevo, probablemente más joven, que se sienta identificado con las renovadas propuestas de la agrupación, en sintonía siempre con la sensibilidad del momento. La pluralidad ha caracterizado al Ballet Nacional de España bajo su dirección ha abordado grandes proyectos pedagógicos, de acción social, moda, pintura y deporte, dando una gran visibilidad a la compañía en los medios de comunicacion.

Najarro ha contado con la colaboración y aportación inestimable de los coreógrafos Rocío Molina, Olga Pericet, Rubén Olmo, Mar López, Arantxa Carmona, Miguel Fuente, Francisco Guerrero y Carmen Cubillo, así como también con destacados creadores que además de estrenar sus piezas han impartido clases al equipo como Rafaela Carrasco, Javier Latorre, Manuel Liñán Blanca del Rey, Mercedes Ruíz, La Lupi, Pilar Azorín, Marco Flores, Franco Dragone, Antonio Ruz y, solamente como docentes, Carlos Vilán, Jon Maya y Merche Esmeralda entre otros.

Recientemente ha sido galardonado con el Premio de la Música y la Creación Independiente, Pop Eye de Danza 2019, Premio Unidos por la Danza 2019 en la categoría de danza otorgado por la Fundación Víctor Ullate, Cofrade de Mérito de la Cofradía del Vino de La Rioja, Socio honorario del Consejo Argentino de la Danza, Premio La Leyenda de la Danza Dancing Star Events 2018, Premio de Honor de FACYDE (Federación de Coros y Danzas de España) 2017 por haber ideado y creado la obra “Sorolla” para el Ballet Nacional de España; Premio Personaje del Año Fuera de Serie 2017 en la categoría de Danza; Premio Nacional “Cultura Viva” 2017; el Premio Actúa de Danza 2016 otorgado por la Fundación AISGE; Premio Zapatilla de Plata (2016) de Indanza por su trayectoria y dedicación en difundir la Danza Española; el Premio de Cultura 2013 de la Comunidad de Madrid en la modalidad de Danza; Premio APDE 2012, otorgado por la Asociación de Profesores de Danza Española, Clásico y Flamenco, por su valiosa aportación al mundo de la danza; Mejor Intérprete de Danza Masculino el Premio MAX de las Artes Escénicas (2010); Premio Mejor Coreógrafo en el Certamen Internacional de Danza Española y Flamenco de Sevilla (2008) y Premio Harlequín al Mejor Joven Coreógrafo 2009.

CORRAL DE LA MORERÍA

Corral de la Morería es el tablao flamenco más afamado y prestigioso del mundo. Un templo del arte convertido hoy día en uno de los símbolos de Madrid y de España.

Desde su inauguración en 1956, ofrece cada noche una experiencia única en el mundo gracias a su apuesta por la máxima calidad, tanto en la programación artística como en la oferta gastronómica y la atención al cliente. No en vano, está incluido en el libro de viajes más famoso del mundo: “1.000 sitios que ver antes de morir” del N.Y.Times, que selecciona los lugares más emblemáticos del planeta.

Ostenta el reconocimiento como “Mejor Tablao Flamenco del Mundo” del Festival Internacional de Cante de las Minas de la Unión, así como el “Premio Ciudad de Madrid” que le otorgó el ayuntamiento de la capital, junto al Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía.

Ubicado en Las Vistillas, en pleno barrio de La Latina, corazón de Madrid. Con sus más de 60 años, es el tablao flamenco más antiguo del mundo y el más famoso.

Desde Pastora Imperio a Blanca del Rey, Corral de la Morería ha acogido y lanzado a figuras como Antonio Gades, La Chunga, Fosforito, María Albaicín, Lucero Tena, Serranito, Fernanda y Bernarda de Utrera, Manuela Vargas, El Güito, Mario Maya, La Paquera de Jerez, Lola Greco, Javier Barón, Diego el Cigala, José Mercé y Antonio Canales, entre muchos otros. Es por tanto, no solo el tablao, sino la institución por la que más artistas y más importantes han pasado en toda la historia del flamenco.

En estas seis décadas, su escenario ha protagonizado algunas de las páginas más memorables de la historia del arte flamenco. Hitos como la presentación de ‘Entre dos aguas’ de Paco de Lucía, el debut y despegue profesional de Isabel Pantoja, las noches embriagadoras de Sabicas cuando visitaba España o la creación de la ya mítica soleá del mantón de la propia Blanca del Rey.

Esta constelación artística se proyecta hoy hacia el futuro bajo la premisa de difundir el mejor flamenco bajo la cuidada dirección artística de Blanca del Rey, “Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes”. Es la bailaora cordobesa la responsable de tomar el pulso a la actualidad artística visitando las más importantes citas y festivales del panorama para programar a los mejores.

Estas figuras son, entre muchas otras, Belén López, Juan Andrés Maya, Ángel Rojas, Marco Flores, Olga Pericet, Eduardo Guerrero, El Junco, Alfonso Losa, Alba Heredia, Lucía la Piñona, Rosario Toledo, Jesús Fernández, Mercedes Ruiz, La Lupi, Jesús Carmona, María Moreno o Manuel Liñán.

Cada noche, de lunes a domingo, el tablao ofrece un espectáculo diseñado tanto para el aficionado más exigente como para el que quiere conocer este arte al máximo nivel. La propuesta se vertebra en torno a tres máximas estrellas del baile, cabezas de compañía ya consagradas en sus respectivas trayectorias solistas, que se unen para proponer un espectáculo único donde el cante y la guitarra también están representados por artistas de la primera línea nacional.

Lejos del tradicional formato de cuadro flamenco, el espectáculo de Corral de la Morería cambia por completo cada semana, asemejando su programación artística más a la de los grandes teatros que al clásico tablao. Pero con la ventaja de disfrutar de los artistas que llenan los principales teatros del mundo, en la distancia corta, donde la energía es estremecedora.

A lo largo de su historia, Corral de la Morería ha albergado entre su clientela a destacadas personalidades nacionales e internacionales de la política, el arte y el deporte. Cita obligada para las personalidades que visitan Madrid, no es raro encontrar entre sus mesas a estrellas de la música, actores de Hollywood, presidentes de Gobierno, empresarios y miembros de familias reales.

La lista de celebridades, prácticamente inabarcable, ha contribuido a dotar a Corral de la Morería de un halo mítico, cargado de peso histórico e innumerables anécdotas. De hecho, en muchas ocasiones es tan especial lo que ocurre en el escenario como aquello que se sucede abajo entre el público asistente.

Los encuentros de Blanca del Rey con los grandes de la danza -Nureyev, Maya Plisétskaya, Mikhail Baryshnikov, Maurice Bejart-, las andanzas de Ava Gadner con Frank Sinatra y Luis Miguel Dominguín, el baile por bulerías de Ronald Reagan con Lucero Tena o el grupo Kiss con Blanca del Rey, la noche flamenca de John Lennon en los sótanos del tablao aprendiendo acordes flamencos, la estudiante iraní (Farah Diba) que Manuel del Rey presentó una noche al Sha de Persia y que se convertiría en su esposa, el intento de Dalí de asistir con su pantera, la visita secreta del Ché Guevara, las legiones de fans aguardando en la puerta a Justin Bieber...

En estos más de 60 años de vida, Corral de la Morería se ha proyectado internacionalmente presentando a los mejores artistas del flamenco entre centenares de miles de personas de todo el mundo. Y lo ha hecho manteniendo su espíritu de empresa familiar gracias a la singular figura de Manuel del Rey, el fundador del tablao.

Proveniente de una familia de tres generaciones dedicada a la alta restauración que en la época regentaba Casa Camorra, visitada por Alfonso XIII y la alta sociedad de la época, y posteriormente el afamado restaurante Riscal, decidió dar el salto y emprender su propio negocio, ideando la fórmula hoy de éxito de combinar en una sola experiencia los mejores artistas de flamenco con un restaurante de alta gama.

Hoy son sus hijos Juan Manuel y Armando los encargados de dirigir la emblemática institución, que se encuentra hoy en día en su mejor momento, a la vanguardia de la actualidad artística y gastronómica, mientras conserva intacta la esencia que hace único a Corral de la Morería.

A nivel gastronómico, la apuesta es del máximo nivel. En los últimos años Corral de la Morería ha contado con el asesoramiento y la colaboración de cocineros de renombre como José Luis Estevan -Lágrimas Negras-, Salvador Brugués -experto mundial en cocina al vacío-, y el repostero Jordi Puigvert - Les Cols, Alquimia-, quienes han actualizado y enriquecido la propuesta gastronómica en un proceso de evolución que ha alcanzado su zenit con David García como jefe de cocina permanente.

El chef vasco, formado con Martín Berasategui, es responsable de la nueva carta del Restaurante Tablao y del menú degustación del Restaurante Gastronómico Corral de la Morería, un espacio de tan solo cuatro mesas. Todo ello acompañado de una bodega con más de 1.000 referencias de vinos generosos andaluces, fundamentalmente del marco de Jerez, lo que la convierte en la carta más importante de vinos de Jerez del mundo. Estas además se unen a otras 400 referencias más de vinos de todo el mundo.

Esta decidida apuesta por situar al tablao en la élite gastronómica nacional se ha visto recompensada recientemente con los siguientes galardones:

- Una Estrella Michelin. Convirtiéndose en el primer restaurante con espectáculo en el mundo con Estrella Michelin.

- Dos Soles REPSOL, otorgado por la Guía REPSOL.

- Dos EMEs, otorgado por la Guía Metrópoli.

- Premio Nacional de Gastronomía 2018 a la mejor dirección de Sala.

- Premio al Restaurante más Innovador 2018 de la Academia Madrileña de Gastronomía.

- Premio Conde los Andes al Mejor Creador Artístico relacionado con la Gastronomía, otorgado por la Real Academia de Gastronomía.

- Premio Más que un Restaurante, otorgado por la Guía Metrópoli.

- Premio Mejor Nuevo restaurante del año en Madrid, otorgado por la Guía Macarfi.

- Premio Nacional de Flamenco, otorgado a Blanca del Rey.

- Premio Nacional de Hostelería, otorgado por Hostelería de España.

- Medalla de Oro a las Bellas Artes, entregada por S.S.M.M. los Reyes de España.

- Premio al Mejor Tablao Flamenco del Mundo, otorgado por el Festival de Flamenco del Cante de las Minas.

Así, 63 años después de su nacimiento, Corral de la Morería se sitúa en la primera línea gastronómica nacional y apuesta por una vanguardia en el camino de la cultura y el arte. Una oferta rupturista al conjugar gastronomía de primer nivel y la mejor programación de flamenco de este país. Una experiencia única en el mundo.

BLANCA DEL REY

Blanca Ávila Molina nace en Córdoba en 1946, iniciándose en el baile flamenco de manera autodidacta a temprana edad. Su debut profesional se produce con tan solo 12 años en el tablao cordobés El Zoco, pasando dos años después al madrileño Corral de la Morería, donde desarrolla gran parte de su carrera sellando algunas de sus actuaciones más memorables.

Allí se casa con Manuel del Rey, propietario del tablao y de quien toma el nombre artístico de Blanca del Rey. Entonces, decide aparcar su carrera artística para dedicarse a sus hijos. En ese período cursa estudios de Historia del Arte y profundiza en su investigación del flamenco, gestando una transformación en su danza que eclosionará años después al volver a los escenarios. Su baile adquiere formas únicas y muy personales, pues es la creación de un estilo propio, una de las banderas de las que hace gala la cordobesa.

Aparecen entonces sus coreografías más evolucionadas, sus alegrías, la caña o su personal guajira, ésta en colaboración con el coreógrafo Ciro. Pero donde ha abierto un capítulo aparte, creando escuela en la historia del flamenco, es en su admirable Soleá del Mantón.

En 1983, en plena madurez artística, crea el Ballet Flamenco Blanca del Rey produciendo en varias etapas los espectáculos ‘Pasión flamenca’, ‘Renacer’ y ‘Flamenco a bocajarro’ con los que recorre los teatros más prestigiosos del mundo para consagrarse como una de las bailaoras y coreógrafas más importantes de la historia del flamenco. Su baile se ha visto en los grandes templos de la escena: desde el Teatro Real de Madrid al Cirque Royal de Bruselas, pasando por el Teatro Carlo Felice de Génova.

En su trayectoria colabora con las estrellas más importantes de la danza, como Maya Plisetskaya, Pete Schauffus, Sylvie Guillem y Trinidad Sevillano, en varias galas internacionales; junto a Yehudi Menuhin y Ravi Shankar crea el espectáculo ‘Del sitar a la guitarra’; protagoniza ‘La vida breve’ de Falla con Cristóbal Halffter en la dirección musical y José Carlos Plaza en la dirección de escena; y hasta el mismo Maurice Béjart la elige en 2001 para protagonizar su espectáculo ‘Carte Blanche’.

En 1986 Blanca del Rey es nombrada “Representante de la Danza Española” en la CEE a petición de Jacques Delors, llevando a cabo un programa de conferencias por todos los países de la Unión Europea.

En 1990, protagoniza ‘Los Tarantos’ como estrella invitada del Ballet Nacional de España, compañía con la que vuelve a colaborar 25 años después cediendo e interpretando su Soleá del Mantón en la obra ‘Zaguán y Alento’ bajo la dirección de Antonio Najarro.

En 2011 tuvo lugar su despedida oficial de los escenarios en el Festival Internacional del Cante de las Minas de la Unión y un año después recibe un homenaje de la Comunidad de Madrid en los Teatros del Canal. Para ese momento, ya ha recibido importantes distinciones como el “Premio Calle de Alcalá del Festival Flamenco Caja Madrid”, el “Premio a la Artista con más Éxito (1992-2002) del Teatro de Madrid” o los reconocimientos del Ateneo de Córdoba y la Asociación de Profesores de Danza Española y Flamenco por sus aportaciones a este arte. También es galardonada con el “Premio Nacional de Flamenco”.

En 2016 recibe el “Premio de Honor del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba”. Ese mismo año recibe de manos de SS. MM. Los Reyes de España el máximo galardón de las artes en España, la “Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes”.

Desde su llegada al Corral de la Morería con 14 años hasta la actualidad, Blanca del Rey ha sido el alma del Corral de la Morería. Y actualmente junto a sus hijos Armando y Juan Manuel, dirige esta institución dedicada a buscar la excelencia y la emoción entre el arte flamenco y la gastronomía.





PROGRAMA “ZINCALÍ”

1. Desnudo

Intérprete: “El Yiyo”
Músicos Zincalí

2. Soy tu alma

Intérprete: Inmaculada Salomón y “El Yiyo”
Músicos Zincalí

3. Farra

Intérprete: Belén López
Músicos Zincalí

4. Zincalí

Intérprete: “El Yiyo”
Músicos Zincalí

5. Así soy yo

Intérpretes: Inma “La Carbonera” y Miguel de la Tolea
Músicos Zincalí

6. Enjundia

Intérpretes: “El Yiyo”, Belén López e Inmaculada Salomón.
Músicos Zincalí



Dirección y coreografía

Antonio Najarro

Bailaor

“El Yiyo”

Artistas Invitadas

Inmaculada Salomón (Primera Bailarina cedida por el BNE) y Belén López

Composición Musical

José Luis Montón (con la colaboración de Fernando Egozcue)

Vestuario

Oteyza / Blanca del Rey

Guitarristas

José Luis Montón / Jesús Losada

Cantaores

Inma “La Carbonera” / Miguel de la Tolea

Percusión

Paco de Mode

Flauta

José Luis Aracil




















Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)