17.12.19

Comienza la segunda edición del Ciclo de danza MoverMadrid, una colaboración entre Lucas Condro, Poliana Lima y Cuarta Pared que aportará la programación de danza contemporánea hasta final de temporada. Durante una semana al mes, de enero a junio, se exhibirán una selección de espectáculos potentes e innovadores que se complementarán con otro tipo de actividades participativas. Durante el mes de enero, La Phármaco será la protagonista de dicho ciclo.

Las danzas contemporáneas

En esta segunda edición, queremos dar cuenta de la pluralidad de modos de ver, pensar y hacer danza contemporánea en nuestro Madrid de hoy haciendo convivir estilos y formatos diversos.

Funciones, talleres, presentación de libros y mesas de reflexión son algunas de las propuestas de esta nueva edición.

Os esperamos.

Fiesta de presentación MoverMadrid 2020
Uno, dos, tod@s
8 de enero a las 20h30.
Precio: Gratis previa reserva
Duración: 120’
Género: Sesión práctica de danza y movimiento

MoverMadrid
Guías: Poliana Lima y Lucas Condro

Arrancamos MoverMadrid 2020 y lo celebraremos con una Fiesta el 8 de enero a las 20h30 en Cuarta Pared.

Empezaremos con una práctica de movimiento abierta para todos los públicos guiada por Poliana Lima y Lucas Condro.

Queremos celebrar la danza entre tod@s.

Uno, dos... Tod@s! es nuestra propuesta de práctica-fiesta que celebra la singularidad de cada cuerpo en movimiento y el encuentro con el cuerpo del otro, para desde allí abrirnos a sentirnos parte una comunidad a través de la danza.

Nuestra práctica-fiesta de MoverMadrid 2020 será un encuentro para conectarnos, celebrar y percibir la fuerza única de bailar con otr@s!

La Phármaco

Inauguramos la segunda edición del ciclo de danza MoverMadrid con un homenaje a La Phármaco mostrando dos de sus piezas: El monstruo de las dos espaldas y Sed Erosiona.

«Llevar estas obras a escena, después de 10 años, es viajar al principio de todo. Al principio de una necesidad artística que empezaba a tomar forma, y al principio de una ilusión, de una forma de vida, de una vocación. También es el principio de muchas relaciones personales y artísticas que han ido evolucionando y creciendo hasta hoy. Quizás la más importante es el encuentro con Abraham Gragera, pero también con Jorge Colomer, iluminador y director técnico de la compañía o con Laura Fernández, la soprano que nos acompaña en muchos de los espectáculos.

No le he encontrado sentido a interpretar yo misma El monstruo de las dos espaldas. He contado con un elenco joven, habitual de la compañía, cuerpos que pueden encontrarse en el conflicto físico en el que yo me encontraba entonces.

La obra se construye sobre un tema universal y se transmite de manera muy directa, con mucha intensidad y con bastante sencillez. Entonces trabajaba sobre la certeza de que la danza era esencialmente conflicto físico, y fui buscando esa precisión en la coreografía, despojándola de todo lo que alejaba a los cuerpos del padecimiento y transmisión de su conflicto.

La razón de que la obra sea interpretada por dos parejas distintas surge de mis preocupaciones poéticas y políticas del momento: la necesidad de dialogar con otras corporalidades menos domesticadas por los modelos occidentales, que encarnen otras maneras de habitar el cuerpo, de entender la teatralidad y de estar en el mundo.

En Sed erosiona el cuerpo es el lenguaje físico del tiempo. El cuerpo es memoria y folclore: mis gestos no me pertenecen, vienen de lejos, el tiempo los erosiona, les va dando su forma. Los gestos tienen historia, como las palabras tienen su etimología.

Aunque tanto poética como temáticamente estoy en un momento muy distinto, siento que hubo una intuición política en ese primer solo que me ha acompañado hasta ahora, una intuición que tiene que ver con el sentido profundo de la gestualidad, con su necesidad social y humana, y con su capacidad para enfrentarnos con lo que fuimos y seremos siempre.

Viajar a través de Sed erosiona al cuerpo que fui me emociona y me inquieta, me coloca físicamente en el lugar en el que empezó todo. Cuando estábamos solos, sin producción y sin apenas equipo. Y es retroceder etimológicamente, hasta el primer gesto, bruto y repleto de significado.

Quiero darle las gracias a Poliana Lima por la propuesta, fue a ella a quien se le ocurrió, a la Cuarta Pared por acogerla y hacerla posible con todo el cariño y dedicación, y a MoverMadrid por crear un espacio estable, necesario e independiente para la danza.» Luz Arcas

Sobre la compañía

La Phármaco es la compañía que dirige Maryluz Arcas desde 2009 junto a Koke Armero, Illo Muriel y Abraham Gragera.

Su primera obra, El libro de los venenos (2009), ha recibido el Premio Injuve y Málaga Crea 2009, se ha representado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y ha participado en la IV Muestra de Danza de Andalucía, entrando en el Circuito Oficial de Danza de Andalucía.

El monstruo de las dos espaldas (2010), se ha representado en numerosos teatros de Madrid y España (Teatro Pradillo, Teatro Fernán Gómez, Teatro Lagrada, Sala Mirador, Teatro de la Sensación, entre otros).

Antes fue siempre fuego (2012), se estrena en el Festival Escena Contemporánea 2012, se representa en el Carme Teatre de Valencia y Tantarantana Teatre en Barcelona a lo largo de este año.

Sed erosiona (2012) se estrena en el Teatro Echegaray de Málaga. Se pre- estrena en el Instituto Cervantes de Casablanca y en el Teatro de la Sensación de Madrid. La obra nace por encargo del festival Barcelona en Butoh 2011, para el que se realizó una pieza corta de 20 minutos. Un fragmento de la misma se representó en las jornadas de inauguración del nuevo Teatro Pradillo. El proyecto ha recibido una residencia de creación de los Teatros del Canal de Madrid.

Maryluz Arcas nace en Málaga en 1983. Ha estudiado en el Conservatorio Superior María de Ávila y en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Ha estudiado flamenco en Málaga con Susana Lupiánez y Ana Soto, y en Madrid con Lina Fonteboa. Estudia danzas clásicas indias en España y en India, perteneciendo a la compañía Pushpalata (danza kathak).

Continúa su formación de danza contemporánea en Bruselas, Amsterdam, Croacia, Berlín con maestros como David Zambrano, Erna Omärsdottir, Bruno Caverna, DD Dorvillier, Laura Aris, Iñaki Azpillaga, entre otros.

Ha trabajado en las compañías de danza y teatro Camille C. Hanson, Elena Alonso, Carlos Fernández, Juan Hurtado, José Antonio Trigueros, entre otras.

Ha dirigido las obras Orgía, de Pier Paolo Pasolini, Les enfants terribles, de Jean Cocteau y Catulli Carmina de Carl Orff (Círculo de Bellas Artes de Madrid).

En 2009 funda la compañía de danza La Phármaco, donde profundiza en sus intuiciones acerca de la danza y la escena.

9 de enero a las 21h + encuentro con el público;

programa doble junto con Sed erosiona el 11 de enero a las 20h.

Precio: 10€ / 14€ el programa doble

Duración: 50’

Género: Danza contemporánea

La Phármaco

Dirección escénica, dramaturgia, espacio escénico: Luz Arcas
Coreografía: Luz Arcas y Koke Armero
Interpretación:
Arthur Bernard y Paula Montoya (día 1)
Danielle Mesquita y Papá de Zes (día 2)
Asistencia artística y espacio sonoro: Abraham Gragera
Violín y electrónica: Luz Prado
Iluminación: Jorge Colomer

El monstruo de las dos espaldas es el segundo espectáculo de la compañía La Phármaco tras la premiada El libro de los venenos. La pieza es una historia de construcción y destrucción que remite a uno de los mitos más hermosos de la cultura clásica, vertida a través de una serie de poderosas imágenes corporales. Un trabajo intimista y potente, limpio e intenso.

Sinopsis

Queremos llevar el deseo al movimiento. Construir la danza del deseo y su enfermedad.

Dos cuerpos que se entregan sin condiciones, hasta perder su forma, hasta deformarse en un monstruo de dos espaldas. Habitan el exceso de su nueva anatomía.

Queremos bailar el desgaste del deseo, someter al monstruo al sucederse del tiempo, bailar el tránsito del encuentro al desencuentro físico para detenernos en la fractura: el regreso de cada cuerpo a su anatomía única.

A solas, cada cuerpo baila su réquiem. Un llanto por la mitad perdida. El acto desesperado de amar lo que se encuentra lejos.

Historia

El monstruo de las dos espaldas se estrenó en Teatro Pradillo (Madrid), en marzo de 2010, y surgió de un fragmento de 10 minutos representado en el Certamen Coreográfico de Madrid y que no se llevó ningún premio.

Fue la segunda obra de la compañía, después de El libro de los venenos.

Variaciones de farmacología antigua, proyecto final de carrera de Luz Arcas, que estudiaba por entonces Dirección Escénica en la RESAD.

Aquella obra ganó el Premio Injuve 2009 y el Málaga Crea ese mismo año.

El monstruo de las dos espaldas se representó hasta 2012 por el circuito de teatros alternativos de España.

10 de enero a las 21h + encuentro con el público; programa doble junto con El monstruo de las dos espaldas el 11 de enero a las 20h.

Precio: 10€ / 14€ el programa doble
Duración: 50’
Género: Danza contemporánea

La Phármaco

Dirección escénica: Luz Arcas y Abraham Gragera
Interpretación y coreografía: Luz Arcas
Dramaturgia, espacio sonoro y vestuario: Abraham Gragera
Voz: Laura Fernández Alcalde
Iluminación: Jorge Colomer

Sinopsis

Sed erosiona es una obra en tres actos para una bailarina y una soprano.

Una recreación física y poética basada en mitos clásicos como el de Kore (la niña, el antiguo nombre de Perséfone antes del rapto de Hades, asimilada también al exilio del alma en el mito de Eros y Psique) y Eros Psicompo (el que conduce las almas al inframundo).

El concepto coreográfico desarrolla una intuición: cuando un cuerpo baila, todos los cuerpos –presentes, pasados y los porvenir– bailan con él. Cualquier anatomía tiene memoria de todas las anatomías, el cuerpo contiene dentro de sí el lenguaje físico del Tiempo.

La danza se acompaña de la voz de una soprano que interpreta en escena temas populares y de la música clásica.

Historia

El proceso de creación de Sed erosiona tuvo lugar en una residencia artística en el Centro de Danza Canal en mayo de 2011.

El estreno absoluto fue en mayo de 2012 en el Instituto Cervantes de Casablanca, y en España, en el teatro Cuarta Pared de Madrid ese mismo año.

Sed erosiona es quizá la obra más importante de la compañía. Fue la primera vez que trabajaba con Abraham Gragera, encargado de la dirección artística, dramaturgia y la dirección musical en ésa y en futuras obras. El título me lo dio él mismo, el primer día que nos conocimos, mientras le hablaba del proyecto.

La obra, un solo interpretado en su mayor parte en silencio, conecta al cuerpo con su memoria, la individual y la colectiva (la de su civilización), donde las referencias míticas funcionan como llave para indagar en un imaginario físico diverso y muy personal.

Trabajamos con el concepto de cuadros o bailes para subdividir la obra.

La elegía de la siembra era el baile en el que Kore se despedía para siempre de la superficie, de la tierra, del mundo de los vivos, para introducirse con Hades en el inframundo y convertirse en Perséfone.

La danza de eros era una recreación del baile del tránsito en el que el Eros Psicopompo invita y acompaña a las almas a pasar al otro lado del mundo, el de los muertos.

En El cuerpo sin rasgos se encarna el reverso del cuerpo, el alma vista desde adentro. Un cuerpo disuelto, sin forma ni identidad.

La obra giró por el circuito alternativo español y también nos abrió paso fuera de España, en varios países de Europa y en África




Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)