05.11.19

Y no es que crea que la danza tenga nada en contra de Ciudadanos, más allá de lo que pueda tener en contra de los demás partidos políticos. Es Ciudadanos quien parece no tener mucho interés por la danza.

Ha pasado tiempo desde que, tras las elecciones locales y autonómicas, un tripartito, PP-Ciudadanos-VOX, se hicieran con el mando de la Comunidad de Madrid.

En el reparto de “responsabilidades”, Ciudadanos fue agraciado con la dirección de la Cultura de nuestra Comunidad.

El nombramiento de Marta Ribera como nueva Consejera de Cultura, y otras cosas, no demoró mucho. Sí que tardamos más en conocer la nueva dirección de los Teatros del Canal, que recayó en la bailarina Blanca Li. Una, a priori, buena noticia.

Fue durante esa presentación cuando pregunté por el nombre del nuevo asesor de Danza, pregunta que fue recibida con cara de no saber de qué hablaba por parte de la consejera que, con un rápido quiebro, pasó la pregunta al nuevo Director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid, Gonzalo Cabrera. Hombre joven y amable que me dio puerta con un “estamos en ello”. De esto hace ya más de dos semanas.

Ayer tuve un agradable encuentro con una persona cercana a estos asuntos que me ha dado una mala noticia. La consejera nombrada por Ciudadanos baraja la posibilidad de nombrar un único asesor para todas las disciplinas escénicas. No voy a comentar los motivos por los que la Danza necesita un buen asesor que conozca este mundillo, sus peculiaridades y particulares necesidades, porque si has llegado a este punto del escrito, es obvio que tú también conoces estos motivos.

En fin, una nueva desgracia para la Danza en Madrid. Estamos acostumbrados.

Una salvedad. El título de este artículo era “A Ciudadanos (Cs) la danza le importa una mierda”, pero, con supongo que buen criterio, me han pedido que lo suavizara un poco.







Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)