10.10.19


La Sala Hiroshima arrancó su sexta temporada el 4 de octubre, conuna programación de 15 piezas de danza contemporánea y nuevas escenas cuidadosamente seleccionadas.

Hiroshima vuelve a apostar por un modelo de "15 citas especiales", 15 propuestas escénicas singulares, 15 encuentros entre el público y el artista. La programación cuenta con un 50% de propuestas internacionales, 4 estrenos absolutos y 7 estrenos en España.

Hiroshima invita al público a descubrir universos artísticos únicos que sorprenden, estimulan y saben mostrar la cara más contemporánea de la creación escénica. Artistas que hoy podemos ver en Hiroshima, se podrán ver mañana en las principales plataformas europeas.

La mayoría de las propuestas de esta temporada comparten la idea de repensar el cuerpo y la forma en la que lo representamos en escena y proponen una nueva corporalidad, no tanto a partir del movimiento intuitivo del intérprete, sino de los universos estéticos que inspiran al coreógrafo.

Hiroshima vuelve a ofrecer actividades como los talleres formativos, los meet the artist, el programa Set Up y la escuela del espectador: Mirar y ver danza, para contextualizar la programación, respondiendo a la curiosidad del público hacia las expresiones artísticas contemporáneas.

Hiroshima es hoy una pieza clave en la escena local y un referente para la escena emergente a nivel internacional y continúa consolidando vínculos y colaboraciones con otras estructuras y festivales para potenciar la visibilidad y proyección de los artistas y fortalecer el tejido profesional.

La Sala Hiroshima arranca su sexta temporada el 4 de octubre, con una programación de 15 piezas de danza contemporánea y nuevas escenas cuidadosamente seleccionadas. Con un 50% de programación internacional, 4 estrenos absolutos y 7 estrenos a España.

Hiroshima vuelve a apostar por un modelo que permite hacer un seguimiento más comprometido de los artistas presentados, comunicar mejor los contenidos y complementarse con el resto de estructuras de la ciudad: 15 “cites especiales”, 15 propuestas escénicas singulares, 15 encuentros entre el público y el artista.

Hiroshima apuesta cada año por las miradas más innovadoras y de mayor calidad artística y acompaña las trayectorias de aquellos artistas con una visión singular, invitando al público a descubrir universos artísticos únicos que sorprenden, estimulan y saben mostrar la cara más contemporánea de la creación escénica. Artistas que hoy podemos ver en Hiroshima, se podrán ver mañana en las principales plataformas europeas.

Los artistas y compañías programados esta temporada en Hiroshima son: Ginevra Panzetti y Enrico Ticconi (Italia), Marcela Levi (Brasil) y Lucía Russo (Argentina), La Licuadora / Rodrigo Chaverini (Chile), Aina Alegre (Cataluña), Karin Elmore (Perú), Macarena Recuerda Shepherd (País Vasco), Flora Détraz (Portugal), Pol Pi (Brasil), Louis Vanhaverbeke (Bélgica), Guilherme Miotto / Corpo Maquina (Holanda), David Espinosa (Cataluña), Georgia Vardarou (Grecia), Eisa Jocson (Filipinas), Miquel Barcelona (Cataluña), Pau Masaló (Cataluña) y Carmen Muñoz (Andalucía).

En la mayoría de sus propuestas encontramos un denominador común: la necesidad de repensar el cuerpo y la forma en la que lo representamos en escena. Los artistas han revisitado a sus maestros, sus folclores, las técnicas que han entrenado; han analizado a sus referentes estéticos, los gestos de las celebraciones de sus pueblos para crear un sentimiento colectivo y celebrar o conmemorar; han repasado cancioneros y estilos de movimiento o tradiciones artísticas. En definitiva, han mirado hacia atrás y proponen una nueva corporalidad, no tanto a partir del movimiento intuitivo del intérprete, sino de los universos estéticos que inspiran al coreógrafo.

Hiroshima también vuelve a ofrecer actividades complementarias, que responden a la curiosidad del público hacia las expresiones artísticas contemporáneas y favorecen la lectura de los espectáculos y de la danza contemporánia y las nuevas escenas en general. Los meet the artist son charlas relajadas con el artista después de la función, acompañadas de una cerveza. El programa Set Up posibilita visitas de los estudiantes del Institut del Teatre en el momento de montaje de las piezas. Además, la temporada pasada se creo la escuela del espectador: Mirar y ver danza, con una excelente acogida por parte del público. Ofrece tres sesiones dedicadas a tres aspectos de la creación escénica donde la sala invita a un profesional de reconocida trayectoria para cada sesión. Finalmente, Hiroshima ofrecerá una selección de talleres donde algunos artistas programados compartirán sus herramientas y metodologías de trabajo.

Finalmente hay que destacar que, año tras año, Hiroshima ha ido consolidantdo vínculos y colaboraciones con otras estructuras y festivales con el objetivo de potenciar la visibilidad y la proyección de los artistas con los que trabaja y fortalecer el tejido profesional. Podemos decir que Hiroshima es hoy una pieza clave en la escena local y un referente para la escena emergente a nivel internacional. Como cada año, la programación se compone en un 50% de propuestas internacionales, lo que contribuye a la diversidad de la cartelera de la ciudad y ayuda a generar intercambios y facilitar la presencia de los artistas catalanes en la escena internacional.



ESPECTÁCULO INAUGURAL: HARLEKING

Hiroshima abre temporada con Harleking, una pequeña joya a cargo de dos jóvenes coreógrafos italianos: Ginevra Panzetti y Enrico Ticconi. Artistas revelación de Aerowaves, ya han sorprendido al público en festivales como el Short Theatre Festival o el Festival Artdanthé de París, y acaban de recibir el primer premio de danza de la Fundación Hermès de París. Harleking es una obra coreográfica y gestual precisa, impecable, que se inspira en estéticas teatrales como la Commedia dell’Arte o las técnicas de máscara. Toma como punto de referencia la figura del Arlequín, el vicioso y astuto servidor que inspiró tantas páginas y lienzos de la historia de la literatura y del arte occidental. Pero en Harleking, más que con una reinvención, nos encontraremos con la esencia del teatro: con el juego, sus reglas, códigos y excepciones. Esta pieza simple, de factura minimalista, es un pequeño homenaje al teatro desde lo coreográfico y, a la vez, un ejercicio que desplega todas las capacidades expresivas de sus intérpretes y creadores.



CICLO ORO / ESCENA EMERGENTE IBEROAMERICANA

Ciclo ORO es un ciclo de Hiroshima de frecuencia bienal que quiere dar visibilidad a artistas iberoamericanos, potenciando la difusión de su escena emergente. Este año proponemos los trabajos de seis artistas procedentes del Brasil, Argentina, Chile, Perú, Portugal, Cataluña y País Vasco.

ORO empieza con HARM-ONY – 1r acto del proyecto Sacar la Lengua de Marcela Levi (Brasil) y Lucía Russo (Argentina) (programadas en Hiroshima y el Festival Salmon< el 2017). Una performance que parte de la figura del idiota donde seis integrantes de la compañía trabajarán con diez participantes locales durante dos semanas. El idiota ofrece a las artistas la posibilidad de una irrupción en la lógica cotidiana, una posibilidad para la reflexión, y les permite desarrollar su investigación física, siempre contundente y que seguramente nos sorprenderá.

ORO continúa con Ruido, una una propuesta entre la instalación sonora, el teatro visual y la performance de La Liquadora (Chile) liderada por Rodrigo Chaverini. Tres artistas premiados procedentes de la danza, la música y el audiovisual respectivamente han experimentado estéticamente con el concepto de “ruido”. Ruído es un maravilloso juego óptico realizado en escena con materiales simples y con una estrategia low tech que resulta absolutamente hipnótico y que puede interesar a todo tipo de público.

Aina Alegre (Cataluña), artista asociada a la sala, vuelve dentro del Ciclo ORO en colaboración con Karin Elmore (Perú), directora del Festival Indisciplinados de Lima. Las artistas se conocieron en Perú y constataron intereses de trabajo comunes. Están indagando en las tradiciones folclóricas de sus lugares de origen y proponen en Hiroshima un programa doble. R-A-U-X-A, de Aina Alegre, es una investigación coreográfica que parte del gesto de picar en el suelo, presente en distintos rituales y festividades. Q’ucchú, de Karin Elmore, es una reinterpretación del cromatismo y la kinética de las fiestas andinas.

Por tercera vez Hiroshima colabora con el Festival IF, Biennal de Teatre Visual i de Figures y presenta conjuntamente y dentro de ORO la performance Ay! ¡Ya! de Macarena Recuerda Shepherd, estrenada en el GREC 2019. Una obra de ilusionismo escénico, que desafía la percepción una y otra vez, siempre jugando con el humor y con la expectativa del espectador.

Continuando la colaboración triangular con Aerowaves y el Mercat dels Flors, se presenta dentro del Ciclo ORO Muyte Maker de Flora Détraz. Una maravillosa disertación coreográfica y musical, una especie de comedia musical inspirada en imaginarios diversos de origen medieval. La estética de la puesta en escena es fascinante y surrealista y el meticuloso trabajo vocal y gestual de las cuatro intérpretes muy destacable. Flora Détraz comienza a ganar presencia en el ámbito internacional, influenciada por coreógrafas como Meg Stuart, Vera Mantero o Marlene Monteiro.

Para cerrar la segunda edición del Ciclo ORO Hiroshima presenta por primera en Barcelona a Pol Pi con ECCE (H)OMO. Una elegantísima reinterpretación de cinco solos creados por la coreógrafa alemana Dore Hoyer entre 1959 y 1962, basados en cinco afectos humanos - Orgullo / Vanidad, Deseo, Odio, Miedo y Amor. Pol Pi va en busca de su legado coreográfico y, aprovechando para saltar de una representación de género a otro, de un momento histórico a otro, logra crear una pieza bella, sobria y delicada.



COLABORACIONES ESPECIALES: FESTIVAL SALMON< Y FESTIVAL HOP

Esta temporada Hiroshima colabora con el Festival Salmon< para presentar a dos coreógrafas. Por un lado, Georgia Vardarou, joven coreógrafa griega actualmente en residencia en Graner, que estrenará en España Why should it be habiti desirable for green fire balls to exist than not?. Nominada por Anne Teresa de Kaeresmaker para el Dance Umbrella del Sadlers Wells de Londres, su trabajo es de una exquisita precisión. Incorpora a su fisicalidad una gran cantidad de referentes y movimientos de diversas estéticas que son absorvidos y reinterpretados por ella en una danza enigmática y sugerente. En la pieza colabora el artista visual David Bergé para plantear cómo contextualizar el movimiento bailado en relación a una imagen proyectada.

Por otro lado, Hiroshima ha propuesto al Salmon< la pieza Macho dancer de Eisa Jocson. La artista filipina presenta una contundente performance donde baila como mujer las coreografías eróticas de los go-go dancers masculinos de los bares de Manila. El espectáculo ha girado por toda Europa, Asia, América y Australia, resulta desconcertante y nos obliga a recolocar la mirada por su radicalidad y sensualidad.

También este año arranca la colaboración con el Festival HOP! para presentar en Barcelona a Guilherme Miotto (Corpo Maquina) y su pieza Even Worse. Parte del hip-hop y del break como a para deconstruir ese tipo de movimiento y proponer una nueva forma coreográfica y un vocabulario de movimiento absolutamente personal y coherente. La representación del cuerpo masculino, la resistencia, la fortaleza y la búsqueda constante del equilibrio y las figuras heroicas son recurrentes y Miotto consigue proyectar una imagen del cuerpo contemporáneo en perpetua tensión y en contradicción con su propia representación.

PÚBLICO NO TAN INFANTIL: MULTIVERSE

Ninguna de las propuestas de la temporada de Hiroshima está ideada específicamente para niños o adolescentes, pero hay un espectáculo en el que podrán pasárselo muy, muy bien. Multiverse, de Louis Vanhaverbeke, es una obra inclasificable, en la que el artista utiliza todas las herramientas que tiene a su disposición. Mezcla las melodías más sentimentales de Sting con el funky de Giogio Moroder, el bricolaje, el slam y la danza. Mientras, hace que todos los objetos a su alrededor giren con la tecnología de los tocadiscos convirtiendo el escenario en una especie de universo o en la intimidad de la habitación de un niño jugando a aventuras espaciales. Es una obra centrada en el juego, en el arte de jugar que enternece, hace reír y estimula la imaginación. Louis es uno de los coreógrafos jóvenes belgas que empieza a girar en Europa y Multiverse es totalmente recomendable para todas las edades.



CREADORES LOCALES: UN HIT, DOS PROMESAS Y UNA CARTA BLANCA

En enero de 2020 Hiroshima programa con cuatro funciones la maravillosa Una Història Universal de David Espinosa, uno de los referentes de la creación contemporánea local. Sus trabajos, que siempre parten de proyectos megalómanos y acaban representándose sobre una mesa de escritorio con pequeños tesoros de mercadillo, han recorrido el mundo y han sido aplaudidas en plataformas de referencia como la Tate Modern o la Biennale di Venezia. Una Història Universal propone un recorrido fantástico a través de los acontecimientos más significativos de la historia. Su trabajo siempre se dirige a todo tipo de público y resalta la variante lúdica en el teatro con un gran sentido del humor.

Este curso Hiroshima quiere destacar a dos prometedores creadores locales. En primer lugar, Miquel Barcelona, gestor cultural, bailarín y coreógrafo, cofundador de Nunart y que abre una nueva etapa de su carrera con una maravillosa pieza de grupo. [Kórps] pone con una gran sobriedad a cinco excelentes y singulares intérpretes y aborda distintas manifestaciones populares, folclores y cancioneros en torno a las prácticas funerarias. El trabajo compositivo integra con inteligencia estos materiales creando una voz común con cinco fabulosos intérpretes, que, a veces como procesión y lamento y otras como celebración, avanzan hacia la construcción de una imagen de lo colectivo frente al misterio. El movimiento coreográfico es un estudio de cómo trasladar los cuerpos en el espacio con un mismo impulso y una misma dirección. La puesta en escena es sobria, elegante, justa. Las escenas transitan de forma orgánica. Las imágenes coreográficas suscitan posibles narrativas sobre lo sagrado.

En segundo lugar, Hiroshima presenta a la joven Carmen Muñoz, recién salida del Institut del Teatre y con quien continúa la apuesta por las nuevas figuras del flamenco que el año pasado trajo el estreno de La oscilante de Pol Jiménez. Propuesto como un viaje a través de los cuerpos de las bailaoras Fanny Elsler, Carmen Mora, Manuela Vargas y La Chana, Muñoz construye en Bailes de histéricas su propio cuerpo a partir del de ellas. Acompañada por el cantaor Pepe de Pura, esta joven coreógrafa realiza una doble tarea compositiva: por un lado repasa las aportaciones a nivel de movimiento de cada una de estas pioneras del neoflamenco y, por otro, viaja al fondo del concepto de histeria, redimiéndolo en escena y proponiendo un sistema expresivo potente, singular y profundamente femenino. Una artista a descubrir.

Finalmente, en esta temporada Hiroshima vuelve a dar una carta blanca a un creador local, invitando a Pau Masaló, dramaturgo y director de escena que ya presentó en Hiroshima en GREC 2017 Utopia, premio Adrià Gual de aquella edición. Este singular creador ha formado parte de distintas producciones como Flamingos de Albert Quesada o Coda de Atresbandes y Quartet Brossa y ha presentado sus propias piezas en festivales como FiraTàrrega. En todas sus obras anteriores ha demostrado una verdadera profundidad de análisis sobre los contenidos tratados, los cuales lleva a escena con diseños espaciales de una gran belleza y una selección de textos y referentes estéticos que le ayudan a proyectar una imagen de la Europa contemporánea. En The National Body se propone partir del juego escénico con un gimnasta, un entrenador y tres voces en off para llegar a una reflexión sobre la instrumentalización del cuerpo por parte del Estado; un duelo poético-escénico entre la moral individual y la ética nacional, entre Caspar Hauser y Feuerbach.





Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)