18.05.18

La edición 2018 de Bailar mi Barrio se abrió a nuevos lenguajes de la mano de Marco Vargas & Chloé Brûlé. Si en años anteriores se había trabajado puramente sobre la base de la danza contemporánea, en esta ocasión la particular visión del flamenco de estos dos creadores amplió la mirada plasmada tanto en el videodanza, como en la pieza coreográfica creados para la ocasión.

Así, en 2018 Bailar Mi Barrio primero estuvo presente en el Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, donde se trabajó con los vecinos y vecinas participantes en la grabación de un videodanza en el entorno del Centro Cívico Torreblanca. Esta producción audiovisual estuvo coreografiada por Marco Vargas & Chloé Brûlé, mientras que la dirección audiovisual y la edición corrieron a cargo, un año más, de la productora La Buena Estrella.

Por otro lado, el programa estuvo también presente en el Distrito Cerro-Amate, donde tuvo lugar parte del proceso de creación de la pieza corta “Los pies en la tierra –fábula migratoria-“, coreografiada por Marco Vargas & Chloé Brûlé y ensayada, parcialmente, en el Parque Estoril. Fieles al espíritu de Bailar Mi Barrio, Marco y Chloé contaron para esta coreografía con la participación de un elenco de vecinos y vecinas de diferentes barrios de Sevilla: Stavros Boutsikas, Juana Aguilar Maya, Kahina Beghri, Oliva Gómez Noreña, Tomás Fernández Cruz, María Gamero, Marta Santamaría y Carmen Santamaría. “Los pies en la tierra” contó, además, con la dirección adjunta de Evaristo Romero, escenografía de Antonio Godoy y música de Dani de Morón.

La experiencia Bailar Mi Barrio y la creación de la pieza “Los pies en la tierra –fábula migratoria-” ha sido para Marco y Chloé el impulso para una creación de la compañía.

Tanto el videodanza, como la pieza coreográfica se estrenaron el 28 de abril, con motivo del Día Internacional de la Danza, en la Plaza Salvador Valverde (frente al Centro Cívico Torreblanca) y en el Parque Estoril (Cerro-Amate) respectivamente.







Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)