12.03.18

El Teatro de la Zarzuela se abrió sus puestas en 1856. Fue construido para dar un teatro propio a la zarzuela y al género chico, ambos géneros oriundos y casi endémicos de nuestro país.

Tras la llegada del actual equipo directivo, llegado directamente del Teatro Real, el Teatro de la Zarzuela ha ido derivando a una programación más cercana a la ópera abandonando lenta pero irremisiblemente nuestra cada vez más abandonada zarzuela.

La ópera es un género caro que se programa para “abrigos de pieles” en el Teatro Real. Paradójicamente sus espectáculos, carísimos, son pagados por todos los españoles, que no tienen recursos para asistir al coliseo y para los que el Teatro de la Zarzuela era un sitio cercano y asequible en el que consumir cultura.

El INAEM ha decidido “regalar” al Teatro Real el Teatro de la Zarzuela, algo que costará a los españoles muchos millones, ya que la absorción implicará una subida de las subvenciones que por separado reciben ambas instituciones, llegando a los 100 millones. Esto en un país en el que a los jubilados se les regatean unos euros.

CC.OO. ha asegurado que Cultura pretende “privatizar el Teatro de la Zarzuela mediante su absorción por el Teatro Real”.

Ya es un clamor en las redes del mundo de la cultura la repulsa a esta medida.

De las muchas dudas que me surgen, prioritarias son, ¿qué va a pasar con el personal del Teatro de la Zarzuela? Son funcionarios del INAEM, ¿seguirán siéndolo cuando el Teatro de la Zarzuela pertenezca a una fundación en la que el Ministerio tiene sólo una participación? El INAEM ha asegurado que los derechos de los trabajadores de La Zarzuela “no se verán afectados”, pero tras la purga efectuada en 2016 entre el elenco del BNE, el INAEM no es una fuente muy de fiar.

Sé que al gobierno del PP la palabra referéndum le espanta, pero tal vez sería bueno hacer una consulta a los españoles, a todos especifico, si esta absorción es deseada por la mayoría. Tampoco esperemos mucho apoyo de Podemos, el POSE o Ciudadanos. El ayuntamiento y la Comunidad están representados en la fundación del Teatro Real y por tanto, cuando menos al tanto de este disparate.

Yo, personalmente, prefiero no ver “abrigos de pieles” en nuestro Teatro de la Zarzuela.

Y esperemos no tener que ver en los medios de dentro de unos años noticias sobre “el caso Zarzuela”. Ya uno no sabe de quien fiarse en este país de corruptos.








Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)