28.02.18

La bailarina, coreógrafa, actriz, directora, docente y autora independiente Claudia Faci es un verso imprescindible en las artes escénicas contemporáneas españolas. Sus piezas han recibido elogios en el Festival de Otoño a Primavera, Temporada Alta de Girona o Escena Contemporánea de Madrid. Ahora presenta Estoy pensando en tortugas, su última creación desarrollada en residencia en Naves Matadero.


Descripción

La bailarina, coreógrafa, actriz, directora, docente y autora independiente Claudia Faci es un verso imprescindible en las artes escénicas contemporáneas españolas. “Quizás no exista mejor archivo que la piel de Claudia Faci. Todo lo que, de alguna manera, ha sido relevante durante los últimos treinta años de historia de la danza en España, ha dejado una marca en sus carnes enjutas”, ha dicho de ella Jaime Conde-Salazar. Como nieta e hija de maestras (María de Ávila y Lola de Ávila) las hebras de su ADN conocen bien la profundidad de la danza, pero su necesidad de actualizar constantemente su manera de vivir la escena hace que sus creaciones reten las convenciones, huyan de los lugares comunes y distorsionen la noción de autoría basada en las leyes establecidas por el mercado. Faci desdibuja los límites entre el sujeto y el objeto, entre quien mira y quien recibe la mirada.

Desde que en 2006 estrenara Nur Für Dich en el festival Madrid en Danza, bajo el heterónimo Klara von Himmer, concentra su actividad en la creación nutriéndose de su experiencia en la danza, el teatro, la performance y la literatura.

Sus piezas han recibido elogios en el Festival de Otoño a Primavera, Temporada Alta de Girona o Escena Contemporánea de Madrid. Decía Miquel Insua que “si Claudia Faci desarrollara su actividad en Berlín formaría parte de la programación habitual de la Schaubühne”.

En la última década ha mantenido abierto un diálogo fundamental para el desarrollo de su trabajo con creadores como Jaime Conde-Salazar, Chantal Maillard, Fernando Renjifo, los colectivos MaDam y Terrorismo de Autor y Óscar G. Villegas.

"Imaginemos la posibilidad de una escritura que no suceda necesariamente sobre el papel. Una escritura hecha de carne que no conozca otro tiempo sino el “instante-ya”. Imaginemos que el teatro se convierte en una suerte de máquina de producir escritura.

Soy un cuerpo en busca de una escritura que se deslice como un lametazo a la superficie del tiempo, que sea puro pasaje, agarrada a la vida hasta confundirse con ella.

Me atrevo a decir “yo” y apareces: “tú”. Acarreo la primera persona porque sé que el premio es tu cuerpo al otro lado. Eres la consecuencia inmediata de este (y de cualquier otro) intento de escribir, el precio que con gusto acepto pagar. “Soy el eres-tu”. Yo y tú, rebote de mi existencia. Somos Dos.

Dos invitan a otras dos. C y Ó se desdoblan en sus reflejos: dos cuerpos más. Y así sucesivamente. De lo que se trata es de escenificar la distancia que nos separa y que permite la escritura. Pero en este tiempo ahora, este tiempo que se inscribe dentro del instante del deseo, no queda espacio para el mito. O mejor, dicho, no nos queda otra que desterrar ese mito impuesto que nos obliga a entender la distancia que nos separa como una imposibilidad.

Entre yo y tú el aire. Entre tú y yo el calor, la luz, la música, y mi voz. Entre los dos la mirada, la razón profunda del deseo: “esa posibilidad de desdoblamiento que engendra del sí mismo al otro, a ese otro especular cuyos ojos deseamos y en cuyos ojos –los ojos deseados- deseamos que su deseo, el de él, el del otro, nos haga existir”, dice J.Á. Valente . Puesto que tú y yo respiramos el mismo aire, la distancia no debe confundirse más con la separación. O y C se multiplican reventando el espacio del mito.

El principio que gobierna este aire-ya es el eros. Aquí, la materia busca sin cesar formas de organización transitorias que trasciendan los límites de los cuerpos individuales. Aquí se está llamando a las criaturas. Entre tú y yo, ellas, las criaturas: superficies sobre las que el lenguaje discurre y se escurre, encarnaciones sobre las que se predican palabras que les exceden, bestias que dejan escapar de sus sexos un texto que suena en música. El Amor está aquí para revelar los otros cuerpos, aquellos que fecundan la distancia que ya no nos separa", Claudia Faci.



Fecha
9,10,11,16,17 y 18 marzo
Horario

20.30h
Duración
90-120 min aprox.
Ubicación
Nave 10. Sala Max Aub

Ficha artística

Creación: Claudia Faci, Óscar Villegas, Luciana Pereyra-Agoff, Lucas Condró, Sandra Gómez, Jaime CondeSalazar y Ana Rovira
En escena: Lucas Condró, Claudia Faci, Luciana Pereyra-Agoff y Óscar Villegas, Sandra Gómez y Jaime Conde-Salazar + invitados
Luz: Ana Rovira
Sonido y música: Óscar Villegas
Texto: C. Faci, L. Pereyra-Agoff y Ó. Villegas, a partir de C. Lispector, H. Michaux y C. Millet
Dramaturgia y dirección: Claudia Faci
Fotografía: Pedro Albornoz
Vídeo: Gonzalo Munilla
Coproducción: Naves Matadero - Centro Internacional de Artes Vivas y Patronato Municipal de las Artes escénicas y de la Imagen del Ayuntamiento de Zaragoza
Idioma: Español, inglés, francés



Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)