19.02.18

Del 1 al 4 de marzo el Mercat de les Flors presenta IUanMI, el segundo espectáculo de larga duración de la coreógrafa y bailarina LALI AYGUADÉ, coproducción del Mercat de les Flors.

La coreógrafa se enfrenta a la muerte en una pieza de danza muy física que tiene, al mismo tiempo, un fuerte componente teatral. Cuenta con 4 intérpretes de gran técnica en escena y la dramaturgia de Jordi Oriol.

La participación de Lali Ayguadé en el cortometraje ganador del Oscar TIMECODE es uno de sus últimos trabajos .

SINOPSIS

Con el pretexto de un funeral, iU an Mi quiere hablar del comportamiento de las personas ante hechos irreversibles, de acciones inevitables que no sabemos afrontar. De emociones maquilladas maquilladas por la convención, de aquellas intimidades expuestas a la colectividad. De cómo miramos los demás y de cómo nos ven los otros. De aquello íntimo y de aquello social, de aquello personal i de aquello público.

Todos somos iguales, a todos nos pasan las mismas cosas y todos necesitamos lo mismo, pero todo es así, nos empeñamos en creer que somo diferentes; a pretender ser especiales, únicos. Todos creemos que nos espera un destino diferentes. “A cualquiera le puede pasar, pero a nosotros no nos pasará.” Somos conscientes de la realidad, pero a todos nos atrae la fantasía, nos dejamos llevar por la imaginación, y esta es en esencia nuestra guía para el camino de la vida. Porqué hay tantas preguntas a las que que no podemos responder. Necesitamos aclarar aquello que es oscuro, ponerle nombre a aquello que desconocemos, a todo aquello que no sabemos explicar - como la vida y la muerte - aunque sea asignando un nuevo concepto que tampoco sabemos definir, como Dios, el Inconsciente, el Destino, el Alma, el Espíritu, el más allá. Y aun nos quedamos tranquilos.

Pero… ¿Qué es real y qué es imaginado? ¿Cuál es la verdad? Quizás éste es el problema.

La verdad se ancla demasiado en la imaginación, es demasiada abstracta. Pero es la razón por la cual la humanidad intentar evitarla, dejarla borrosa, brumosa… Sin pensar. Quizás es la razón por la que la memoria está distorsionada. La memoria es imprecisa y la verdad se substituye por la ficción; por lo que la imaginación nos desvela. La memoria es desafortunadamente la única relación que podemos tener con los muertos. Y de la muerte viene lo desconocido, lo indefinido, esta cosa que no sabemos… Y es precisamente de lo que se tratan la imaginación y la fantasía. Esta idea se puede extrapolar pensando en cómo esta fantasía marca nuestros recuerdos del pasado, el futuro desconocido y el presente radical y difícil. Si la meta fuera que tuviera un lugar en el que podemos vivir nuestras vidas, entonces la memoria debería ser defectuosa y limitada. Tendríamos que olvidar. Nuestra inevitable muerte al final, nuestro fatídico final debería ser borroso y brumoso la mayoría del tiempo.

Distorsionado. Decepcionado. Vivimos en un mundo fantásticamente imaginado. Y es lo que nos permite seguir nuestra desventura, apuntando hacia la muerte. Eso promete.


Dirección Lali Ayguadé
Intérpretes Anna Calsina Forrellad, Nick Coutsier, Marlène Rostaing, Diego Sinniger de Salas
Composición musical Josep Maria Baldomà
Escenografía Xesca Salvà
Iluminación Fabiana Piccoli
Dramaturgia Jordi Oriol Canals






















Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)