14.12.17

Hace muchos, muchos años, visité en el Museo Reina Sofía una exposición de poemas visuales de Joan Brossa acompañado por mi hija que a la sazón debía contar con cinco o seis años.

Vagamente recuerdo de la exposición piezas como un balón de fútbol al que se había pegado una peineta, una pipa de fumar con orificios a modo de instrumento musical de viento o una sartén en la que un huevo frito no podía deslizarse porque estaba clavado a la sartén.

Al terminar de ver la exposición, serían entre sesenta y cien obras, mi hija estaba cansada y en la galería que rodea el jardín del Museo se acercó a uno de los bancos con intención de sentarse. De repente paró en seco y se volvió a mí para preguntarme. Papa ¿Puedo sentarme? ¿esto es arte?

Sinopsis

Aparecen los gitanos en Europa acompañados de lo sobrenatural con la adivinación del futuro.

Antes que el dju-dju o el vudú (hijos directos del colonialismo) encarnaran el miedo hacia lo extraño, los gitanos estaban en ese lado maldito.

Y lo mágico sigue estando en el hacer flamenco. Este es el pantano en el que Bayón y Galván van a meterse. La superstición, el amuleto, los ritos mágicos y cotidianos. Todo lo inasible. Lo que hacemos a diario sin reflexionar y ante lo que nos detenemos con miedo. Malos presentimientos. Mal de ojo. Mal fario. Mal bajío. El dju-dju.

Pedro G. Romero




























Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)