06.11.17

‘La Chana’, Antonia Santiago Amador (L’Hospitalet de Llobregat, 1946), es una figura imprescindible del flamenco de este país que abandonó repentinamente los escenarios, en lo más alto de su carrera. Un documental sobre su vida y su arte, reivindicado por Antonio Canales, Rancapino, Rocío Molina, José Mercé, Eva Yerbabuena o Karime Amaya, llegará a las salas de cine el 10 de noviembre, tras un éxito rotundo en festivales de todo el mundo. El primer largometraje de la directora croata Lucija Stojevic ha sido proyectado en cuarenta certámenes, entre ellos el canadiense Hot Docs y el Festival de Málaga, y ha conquistado el Premio del público en IDFA y Le Voci dell’Inchiesta, así como el Premio Chopin’s Nose al mejor documental sobre arte y música en el festival Docs Against Gravity (Polonia). También es uno de los documentales nominados a los European Film Awards 2017.

La bailaora que enamoró a Peter Sellers
Hasta la década de los 80, ‘La Chana’, continuadora natural de Carmen Amaya, fue una de las más grandes estrellas del mundo del flamenco. Una bailaora gitana autodidacta, que aprendía a mover los pies a escondidas, irrumpió en los escenarios deslumbrando al público gracias a su estilo caracterizado por novedosas combinaciones rítmicas, y por su velocidad, expresión y fuerza sin precedentes. Sus actuaciones se anunciaban en colosales carteles por todo Madrid. La joven catalana, dueña de un zapateado nunca visto, alcanzó las más altas cotas de popularidad en Europa, Estados Unidos y Japón. Dalí acudía a sus funciones y Peter Sellers, con quien actuó en The Bobo (1967), la invitó a Hollywood, pero nunca fue. Repentinamente desapareció de los escenarios.

Una lección de vida
“Yo nací para bailar”, sostiene La Chana desafiando a la cámara. Siguiendo el backstage de una actuación en 2013, el documental arroja luz sobre una vida turbulenta y revela el secreto que truncó su prometedora carrera: fue victima, durante 18 años, de abusos por parte de su primer marido. Stojevic no se detiene a recrear la vida que pudo haber sido, sino que pone el acento en la increíble fuerza de una mujer que superó estas complicadas circunstancias, en sus procesos de creación y en el amor, la amistad y la reinvención. La Chana nos lleva a la esencia de su pasión, revelándonos una historia poética e inspiradora, cristalizada en los inevitables conflictos de una vida extrema y contradictoria. Una historia sobre los sueños, el envejecimiento, la pérdida y la reinvención, ahora que La Chana ha vuelto a pisar los escenarios.

Lucija Stojevic, directora, guionista y productora de La Chana, estudió Arquitectura en la Universidad de Edimburgo y Dirección y montaje en la Prague Film School. Ha producido más de 30 cortometrajes documentales para The Guardian, The New York Times y Global Post, entre otros. En 2014 fundó en Barcelona su propia productora, Noon Films, y asesorada por Beatriz del Pozo, bailaora, musicóloga y amiga íntima de La Chana, ha trabajado durante cinco años en este proyecto, sorprendida de que nadie en su propio país haya documentado la figura de esta estrella del flamenco.







Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)