04.06.17

La Escuela Mayor de Danza ha sufrido un desahucio por parte del Ayuntamiento de Madrid, que ha decidido destinar la primera planta del edificio a un espacio de reunión de feministas.

Se da la circunstancia que cuando el edificio fue cedido a sus ocupantes en los años noventa, habían perdido su escuela por el atentado de ETA de la plaza de Ramales, el edificio estaba en ruinas y han sido sus ocupantes los que durante estos años, sin ayuda, han ido reformándolo para convertirlo en una escuela modélica y muy necesaria en una zona en la que hay mucha población en riesgo de exclusión.

La primera consecuencia del desahucio ha sido que 200 alumnos del barrio se han quedado en la calle y muchos profesores ha engrosado las listas del paro.

Estimada señora Carmena

Si la memoria no me falla, una de los muchos reproches que Podemos y sus asociados le hacían al gobierno de la señora Botella, era el exceso de “asesores” enchufados, creo recordar que se barajó la cifra de seiscientos gorrones.

Si esto era cierto, al llegar usted a la alcaldía, estos enchufados habrán hecho las maletas dejando muchos despachos vacíos en el edificio de Cibeles. No quiero ni imaginar que estos despachos hayan sido ocupados por nuevos enchufados de distinto signo, y de acuerdo con la ética de la que siempre han presumido, estarán vacíos.

¿No sería más lógico ubicar a las feministas en esos despachos vacíos en vez de agravar la situación de la danza?

Le ruego que considere mi opción y devuelva la escuela a sus ocupantes de tantos años, restituyéndola al estado que tenía antes del desahucio.

Si así lo hace quedaré muy agradecido, pero siendo ético, debo decirle que aunque esta restitución a la danza se produzca, su grupo político ni de coña va a volver a contar con mi voto en las próximas elecciones. Nunca me he arrepentido tanto de mi voto como me arrepiento de haber votado a Podemos para el Ayuntamiento de Madrid.





Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)