10.03.17

Fechas espectáculo:
09.03.17 - 02.04.17

Sobre texto de Guillermo Womutt, director del montaje, Retablo de espera es un espectáculo multidisciplinar que propone una reflexión sobre la espera y su presencia y connotaciones en nuestras vidas: qué esperamos y qué nos genera esa espera, cómo la construimos y hacia dónde nos lleva.

Nos hemos reunido un grupo de artistas para intimar con el hecho de esperar. Esperar en la actualidad. Contar nuestra mirada ante un hecho constante, al menos mientras estamos vivos. El trabajo tiene como premisa respetar la espera del otro, la espera del actor, del individuo y la de las diferentes disciplinas que integran el propio trabajo, siempre que podamos decir que una disciplina es susceptible de esperar. Nosotros pensamos que sí.

Esta aventura comenzó a fraguarse hace ya casi dos años y fue el pasado mes de mayo cuando empezamos los ensayos, durante una residencia en los Teatros del Canal. Fue un reto confrontarnos con el texto; con las improvisaciones, que dieron un giro tan importante al trabajo; con la danza, el vídeo, la música, el espacio y el aporte diario de un equipo de lujo. Cada integrante incorporó generosamente su buen hacer y, al “masticar” el trabajo realizado, lo llamamos Retablo de espera.

Quiero citar a Harold Schweizer, que, en su libro La espera. Melodías de la duración, refleja nuestro deseo de representar nuestra espera con la danza, con el verbo y con el tiempo acelerado que nos proporciona la tecnología. Me refiero al poder de la imagen, del vídeo y de su versatilidad dramática.

“…En nuestro frenético mundo de mensajes instantáneos y gratificaciones instantáneas, la pregunta ‘¿por qué esperar?’ o el consejo ‘no espere’ parecen suscitar un acuerdo unánime. A nadie le gusta esperar… Sin el atractivo del aburrimiento o del deseo, ni tiene un interés melancólico ni es desesperadamente romántica. Entre esperanza y resignación, aburrimiento y deseo, satisfacción e inutilidad, la espera parece extenderse por el vacío. Pero esperar es también disponer de tiempo, sin quererlo.”

La vida es un constante ciclo: todo está dividido y organizado para tener referencias que nos ubiquen en tiempo y espacio. Cuando alguna de las reglas que marcan ese orden es alterada, nuestras posibilidades de acción cambian. Hacemos acopio de paciencia para esperar a que el orden vuelva a restablecerse y así aprender a vivir con un nuevo marco de referencias, con una nueva repetición, con un nuevo ciclo. La espera es un estado mental, frente al tiempo, que es una invención humana. En Retablo de espera, la espera agoniza y renace constantemente: como nosotros.

Es inevitable comparar cómo esperamos hoy en día a cómo esperábamos de niños; cómo esperaban nuestros padres, nuestros abuelos. Mucho ha cambiado y condicionado lo que esperamos y cómo esperamos. En la espera experimentamos un tiempo que no puede prolongarse o reducirse a voluntad y es en ese instante cuando la palabra necesita del baile, de la imagen. Pensamos, soñamos, nos informamos, incluso nos comunicamos con frecuencia, a través de una pantalla. Por esta razón el vídeo está presente como disciplina cotidiana, como recurso tecnológico que se adentra en nuestra intimidad, como arte.

Asistir a un trabajo de artes escénicas implica un encierro voluntario, intelectual y físico por un tiempo determinado. El público también participará de nuestra espera entrando con sus referentes, su inmediatez. Vladimir y Estragón, o Penélope y Ulises y tantos otros referentes literarios estarán allí en nuestro espacio escénico. Esperando.

La premisa de partida ha sido intentar hacer “lo menos posible”. Bill Viola nos ha inspirado en muchas de las imágenes que presentamos. Cada miembro de este equipo sirve de espejo para generar material útil. La espera no se ejecuta, se vive, se padece o se celebra.
En nuestra búsqueda para expresar la espera, tema que nos ocupa, sentimos que el verbo “esperar” es mínimal, ahorrativo y descomunal. Desde la dirección y la dramaturgia he abordado la puesta en escena inspirándome en Bill Viola, utilizando el tiempo como elemento poderoso e implacable. El tiempo es verdugo de cada viaje, de cada espera.

Yo decido mi tiempo para hacer las cosas. El tiempo del otro es, simplemente, diferente.


GUILLERMO WOMUTT

Sala MIrador
Calle del Dr. Fourquet, 31
9 de marzo al 2 de abril
viernes y sábado 20:00h., domingo 19:39h.

Bailarines y actores
Mónica Runde
Nur Levi
Teresa Rivera
Inés Narváez
David Blanka
Franklin Dávalos


Trabajamos para ganar público en vuestros trabajos.
Gracias por respetar los derechos de autoría de los textos e imágenes de este portal.
Enlaza el artículo en las redes, pero no copies las fotos individualmente.

No queremos que las fotos que hay en este artículo aparezcan en las redes sociales.

ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio


ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio


ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio


ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio


ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio


ETER.COM - Retablo de espera - Sala Mirador - Emilio Tenorio














Be sociable share - Se sociable. Comparte.


© Prohibida la reproducción total o parcial de textos, fotos y videos sin autorización escrita de sus autores.
(Los textos, fotos y videos utilizados en esta publicación son propiedad intelectual de sus autores y a los efectos previstos en el art.32.1, párrafo segundo, del TRLPI, se prohibe expresamente su reproducción, total o parcial, sin autorización previa por escrito.)